Menú

Zumos: una de las formas más equilibradas de hidratación

Zumos: una de las formas más equilibradas de hidratación

Los zumos y néctares de frutas contienen un amplio espectro de antioxidantes y compuestos bioactivos, que los convierten en una opción saludable y válida para alcanzar las ingestas recomendadas de frutas. Por todo ello, su consumo debe promoverse como parte de una dieta variada y equilibrada, ya que tiene efectos muy beneficiosos tanto en el mantenimiento de la salud como en la prevención de distintas enfermedades como las cardiovasculares, el cáncer o los procesos neurodegenerativos, entre otras.

hidratación adecuada

Desde el punto de vista de la hidratación, la visión que se tiene de los zumos de frutas no es el de un aporte de agua en las condiciones ideales. Sin embargo, la ingestión de zumos puede constituir una de las formas más equilibradas de hidratación, desde el punto de vista nutricional.

Se establece el concepto de ingestión adecuada de “agua total” como el nivel de ingestión adecuado capaz de prevenir trastornos funcionales y metabólicos, estableciendo que el “agua total” incluye el agua que ingerimos, las bebidas y el agua contenida en alimentos.

De hecho, la cantidad de agua ingerida puede tener efectos fisiológicos adversos si se hace en cantidades superiores a las capacidades de eliminación por parte del riñón, que están entre 700 ml y 1 L/h.

Papel de los zumos en la hidratación

Las pérdidas de agua habituales de la población están entre 1,5 y 2,7 L/día, pudiendo llegar a 3,7 L/día en condiciones normales (en circunstancias especiales esta situación cambia y puede ser más intensa). Ese es el volumen que habitualmente ha de reemplazarse.

Además, los zumos son la bebida que mejor densidad nutritiva presentan. De esta forma ayudamos a paliar uno de los problemas actuales en la alimentación de las sociedades avanzadas, donde a pesar de la hiperalimentación (ingestión excesiva de comida) puede darse malnutrición debido a que se encuentra muy sesgada hacia la comida basura. Por otro lado, el contenido en fibra de los zumos y su capacidad de retención de agua, contribuyen a la retención de la humedad en el tracto final del intestino.

Incidiendo en el mismo aspecto tratado anteriormente, los zumos suponen no solo una excelente vía para equilibrar nuestra nutrición, sino una forma equilibrada de aporte hídrico, dado que se ha demostrado que la ingestión de cinco piezas de fruta al día proporciona gran parte de las necesidades diarias de vitaminas, minerales y fibra, de nuestro organismo.

El zumo es un medio de hidratación que ayuda a paliar algunas carencias nutritivas en nuestras sociedades opulentas

El zumo puede constituir un medio de hidratación que además ayude a paliar algunas carencias nutritivas que padecemos en nuestras sociedades opulentas. En este sentido, y contribuyendo a la estrategia de la OMS, si cada ración de fruta equivale a 150 ml de zumo, una recomendación racional estaría en una ingesta diaria de 1⁄2 L de zumos de frutas, es decir, de dos vasos de zumo al día, ya que no todas las raciones de fruta habrían de proceder de zumos, porque entonces la ingesta de fibra quedaría comprometida.

 

_______________________________________________________________________________________________________

Fuente: Libro del zumo

M. Cámara, M. L. Pérez, R. López. Universidad Complutense de Madrid (UCM).

N. Martí, N, D. Saura, V. Micol. Universidad Miguel Hernández (UMH).

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 19 =

Suscríbete