Menú

Recetas con gofio, así sabe Canarias

Recetas con gofio, así sabe Canarias

Mucho se ha especulado sobre su origen; al parecer anda íntimamente conectado con una harina de cereales tostados muy común en la dieta de los bereberes africanos. Casi podría decirse que es un hilo conductor entre el pasado y el presente de Canarias. Mientras los hechos históricos y sociales, los fenómenos económicos, las costumbres y el paisaje cambian en el transcurrir del tiempo, las descripciones sobre los hábitos alimentarios y el consumo de gofio aparecen casi inalterables en la literatura histórica y costumbrista. 

Durante mucho tiempo, el gofio estaba asociado a las personas más pobres y fue un alimento básico en época de hambruna. La fácil obtención de este alimento hizo que se le llamara el “pan del pobre”, siendo despreciado por la clase pudiente. Sin embargo, hoy son muchos los canarios y los que no lo son que no pueden pasar sin echar un puñado de gofio en su leche, su potaje o en fiestas de guardar. 

Después, dio su saltó a América del Sur de mano de los emigrantes canarios y, por este motivo, hoy forma parte de la cocina de países como Venezuela, Uruguay e, incluso, Brasil. Se trata de un elemento que ha sobrevivido el paso del tiempo y, aunque ha mermado mucho su consumo con respecto a épocas pasadas, el gofio es parte fundamental de la dieta de los canarios desde los aborígenes. Hoy, esta harina de cereal tostado también integra postres y platos de la alta cocina canaria.

ESCACHO PALMERO.

  • 1 Kilo de gofio.
  • 1 kilo de papas.
  • 300 gr de queso palmero curado.
  • 2 cebollas rojas.
  • Mojo verde.

Cocinamos las papas y las escachamos junto con el gofio, añadimos la cebolla picada y el queso rallado, luego el mojo, el necesario hasta formar una buena masa consistente.

RAPADURAS.

½ taza de gofio, 100gr. almendras, ½ litro de miel, 250gr. azúcar, 1 limón, matalahúva, canela. 

En un caldero iremos añadiendo los ingredientes menos el gofio y las almendras; incorporamos el azúcar, la miel, la ralladura de limón, un toque de matalahúva y canela. Dejarlo a fuego hasta que tenga textura de caramelo. En un caldero con agua caliente ponemos las almendras durante 5 minutos, aproximadamente, y las pelamos, las molemos y las añadimos a lo anterior. Mezclamos bien los ingredientes y dejamos unos minutos al fuego. Finalmente, solo queda añadir el gofio y dejarlo reposar en los moldes, previamente engrasado.

MOUSSE DE GOFIO.

  • 4 huevos.
  • 6 cucharadas de gofio.
  • Un chorro de leche condensada.
  • 200 gr de azúcar.
  • 3/4 litros de nata.

Separamos las claras de las yemas y montamos las claras y reservamos. Montamos la nata y reservamos. Montamos las yemas con el azúcar y seguimos con el gofio y la leche condensada. Mezclamos las tres preparaciones y listo.

Sobre el autor

Alex Marante

cocinero y bloguero

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − cinco =

Suscríbete