Menú

El gofio, raíz de la dieta canaria

El gofio, raíz de la dieta canaria

El Gofio Canario, elaborado según tradición prehispánica secular por los productores de todas las islas de la Comunidad Autónoma de Canarias, es un producto obtenido de la molturación de cereales tostados con ó sin adicción de sal marina, en molinos de piedra. En ocasiones el gofio puede ir complementado con leguminosas a las que se les somete al mismo tratamiento que a los cereales. Este alimento ha estado presente en la dieta de la población canaria desde la antigüedad -la agricultura era fundamentalmente cerealista, cultivándose especies de trigo y cebada, así como guisantes y otras legumbres- acompañando a cada una de las comidas, bien con la leche del desayuno, bien espolvoreado sobre potajes, cazuelas o caldos de pescado; en forma de pan (pelota o pella de gofio) o como postre (helado de gofio, gofio amasado con miel, caldo y frutos secos). Sus características específicas perfectamente diferenciadas y su calidad le han hecho acreedor de un reconocido y creciente prestigio en los mercados.

Molino de Gofio./ Cedida

Molino de Gofio./ Cedida

El gofio se caracteriza por ser un alimento con un alto poder energético y gran valor nutricional así como por sus excelentes condiciones de digestibilidad, muy rico en minerales (sobre todo zinc, hierro y magnesio). Además es un alimento de bajo poder calórico, gracias a su escaso contenido graso, si bien cabe destacar que en esta pequeña proporción de grasas están presentes los ácidos grasos poliinsaturados, protectores de afecciones cardiovasculares. En cuanto a los hidratos de carbono, la fructosa, glucosa, maltosa y lactosa se encuentran en el gofio en proporciones inferiores al 0,5%, mientras la sacarosa alcanza valores entre el 0,8 y el 1%. De ahí su riqueza en fibras, junto a unos niveles significativos de vitaminas hidrosolubles y liposolubles que hacen del gofio un producto único.

Gofio./ Cedida

Gofio./ Cedida

Materias primas

– Cereales: Trigo, millo (maíz), cebada, centeno, avena, arroz.

– Leguminosas: Haba, garbanzo, soja.

– Sal marina.

Características físicas y organolépticas

El Gofio Canario es un sólido pulverulento de aspecto harinoso siendo el tamaño de la partícula similar al obtenido en las harinas integrales.

Presenta las siguientes características organolépticas:

– En fase visual: el color varía del amarillo marfil hasta el rojizo oscuro, pasando por el melado, según del grado de tostado y de la materia prima utilizada en su elaboración.

– En fase olfativa presenta aromas a torrefacto, vegetal y frutos secos con intensidad media alta, en función de la materia prima utilizada en su elaboración.

– En fase gustativa, destacan la finura, la adhesividad en boca y aquellos sabores que imprime el grado de tueste como son el sabor a moka, café o bizcocho recién hecho.

– En fase táctil aparece una clara sensación de suavidad y adhesividad, propia de la granulometría del producto.

 Características químicas

– Proteína: mínimo 7, 0 %

– Fibra bruta mínimo 1,5 %

– Carbohidratos: mínimo 45 %

– Grasa: máximo 5%

 

Gofio Gomero, mejor gofio de Canarias 2017./ Cedida

Gofio Gomero, mejor gofio de Canarias 2017./ Cedida

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 10 =

Suscríbete