Menú

Garbanzas, perla de la gastronomía canaria

Garbanzas, perla de la gastronomía canaria

Esta “perla” de los fogones canarios, por fortuna, se puede aún encontrar en la mayoría de los restaurantes populares de Canarias o “Casas de Comida”. La diferencia entre garbanzos y garbanzas -denominaciones que suelen desconcertar a los foráneos- es bastante fácil de determinar: garbanzo es la legumbre cruda, que se transforma en garbanza, al menos en el acerbo isleño, cuando ya ha sido cocinado.

Las “Garbanzas Canarias” son uno de los exponentes culinarios diferenciadores de la particular forma de entender las cosas del buen yantar por estas latitudes y forman parte del recetario más popular en todas y cada una de las islas canarias y desde siempre. Hay mucha unanimidad en la composición tradicional de la receta. La base consiste en guisarlas junto con diversas piezas de cochino, se acostumbra acompañar de tocino, costillas saladas, un trozo de chorizo y un par de manitas.

Hoy les proponemos la receta particular de uno de los restaurantes más señeros, en cuanto a cocina tradicional Canaria se refiere, como es Casa Conchita, en la isla de La Gomera, receta que permanece invariable desde décadas y que hoy en día se sigue elaborando de igual forma.

 “Garbanzas Canarias”

 Para 8 personas

Dificultad: baja

Tiempo de elaboración: Garbanzos, una noche en remojo. Preparación y cocción unas dos horas.

 Ingredientes:

½ kg. de garbanzos.

1 manita de cerdo.

150 gr. de costillas saladas.

150 gr. de papada de cerdo.

½ chorizo cocinar.

100 gr. de bacon.

1 cebolla.

½ pimiento verde.

1 tomate muy maduro.

50 ml. aceite de oliva (para el sofrito)

1 pimienta palmera picona (opcional).

1 hoja de laurel.

15 gr. de ajos tiernos.

1 rama de perejil.

1 cucharada de pimentón dulce.

5 gr. de cominos.

 Elaboración:

Hidratar los garbanzos poniéndolos en remojo la noche anterior. Desalar los productos del cerdo mínimo de 8 a 12 horas cambiando el agua un par de veces.

Hacer una majada en un mortero con los 15 gr. de ajo, la ramita de perejil y la cucharada de pimentón dulce. Cominos, que  se pueden poner unos 5 gr, no más.

Hacer un sofrito con la cebolla, el pimiento, el tomate y el aceite de oliva.

Tener picado menudito el chorizo, el bacon, la manita de cerdo y la costilla.

Poner en un caldero los garbanzos, el picadillo, la pimienta, el laurel, el sofrito y la majada. Rehogar todo un par de minutos y añadir un litro de agua fría.

Cocinar a fuego medio entre una hora y cuarto a una hora y media hasta que los garbanzos estén tiernos.

Las Garbanzas saben mejor cuando se comen de un día para otro.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − cuatro =

Suscríbete