Menú

Carne de cabra, el tesoro canario

Carne de cabra, el tesoro canario

Dicen los escritos que cuando llegaron los cascos plateados a Canarias con la intención de conquistar estas ínsulas para las coronas de España, algo que tardaron sobre un siglo en conseguir, encontraron que había cabras, por lo tanto este plato, junto con el gofio, es de los que realmente representa la gastronomía de nuestra querida tierra. Evidentemente hablamos de platos de tierra adentro, siendo éstas unas islas, el pescado es el rey, pero hoy toca la carne de cabra.

La carne de cabra es un producto natural con bajo nivel graso y alto aporte proteico cuya inclusión en dietas debería alentarse.

Este plato es una elaboración que se hace en todos los rincones del Archipiélago y a veces hasta en la isla de San Borondón, imagínense ustedes si gusta o no. Un viejito de los de antes nos contó una vez que la cabra se empieza a preparar justo en el momento que se mata, la manera de limpiar influye y mucho en su sabor final.

Receta

Primero cocinar la cabra 30 minutos con unos limones, unos gajos de hinojo y unos granos de pimienta negra. La cabra estará troceada y lo más limpia de grasa posible. Sacar, escurrir y reservar hasta que se la presentemos al resto de los ingredientes.

Usaremos para unos 3 kilos de carne de cabra, 3/4 litros de vino blanco, 2´5 kilos de cebolla, 2 zanahorias, 1 pimiento rojo, 2 cabezas de ajos, unas cucharadas de pimentón ahumado, pimienta negra, 2 cucharadas de mojo rojo y sal, todo al gusto.

Picamos la verdura y la rehogamos, añadimos la cabra y seguidamente el vino, de las cabezas de ajos reservamos una que la pondremos casi al final.

Dejamos cocinar lento y a fuego bajo, que haga borbotones, salpimentamos.

Terminamos con el mojo y el ajo reservado que añadiremos a la cocción, dejamos un ratillo más que cueza hasta que la carne de cabra esté tierna.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × dos =

Suscríbete