Menú

Burgados, vianda del mar canario

Burgados, vianda del mar canario

La historia nos cuenta que en Canarias nuestros ancestros incluían en su dieta las lapas, los burgados, los burgados machos o las lapas de sal. Hoy cocinaremos con burgados.

Este manjar es un molusco gasterópodo que se encuentra en toda la zona de costa intermareal canaria. Da igual la isla, en todas se consumen de una u otra manera. Con un gran contenido de proteínas, en épocas pasadas fue utilizado como moneda de cambio. Puede que la lapa le reste protagonismo hoy en día, pero este molusco no pierde terreno. Hay mil maneras de prepararlo. Lo más habitual es encontrarlo en frascos conservados en vinagre y laurel o en vinagreta. La propuesta de hoy es en una ensalada que resulte divertida.

  • 1 Kg. de burgados
  • 1 puñado de sal gruesa
  • 1 cuchara sopera de vinagre de sidra
  • 1 aguacate
  • 1 cebolla roja picada
  • 1 nuez de mantequilla
  • 12 tomates cherry
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 12 espárragos trigueros cocidos
  • Mezclum de lechugas
  • Sal y pimienta

Purgar los burgados en abundante agua con sal gruesa durante una hora, aproximadamente.

Con una aguja, sacar la carne del caparazón. Hacemos una vinagreta con vinagre de manzana, zumo de lima y aceite de oliva; emulsionamos y añadimos los burgados limpios.

En una bandeja o recipiente de cristal, colocar los espárragos cocidos, el aguacate y la cebolla roja.

Cubrir todo con la vinagreta que entibiaremos previamente y acompañar con los tomates cherry.

Añadir hojas de mezclum y cebollino picado.

Esta es una de nuestras propuestas, pero como no nos gusta obligar les damos otra.

  • 3 Tomates confitados.
  • 1 aguacate.
  • 1 lechuga.
  • 1/2 kilo de burgados conservados en vinagreta.
  • 1 lechuga.
  • Pimientos italianos.
  • 1 Batata hervida.

Para la vinagreta:

  • Zumo de limón.
  • Ralladura de lima.
  • Aceite del confitado.
  • Hojas de cilantro.

Confitamos unos tomates pequeños en aceite de oliva con un ajo y laurel. El aceite lo reservamos para hacer la vinagreta. Los tomates los picamos bien.

Ponemos en nuestra bandeja un fondo de lechuga en juliana. Sobre ella, la batata cocinada, pelada y cortada en dados. Seguimos con el aguacate en dados, los pimientos italianos fritos y picados, añadimos burgados y el tomate. Rociamos todo con vinagreta y listo.

Recuerden que la leyenda urbana dice que el marisco tiene propiedades afrodisíacas, por lo tanto, coman estas ensaladas en compañía o consulten a su cocinero de confianza.

Sobre el autor

Alex Marante

cocinero y bloguero

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =

Suscríbete